logo

Cómo elegir una buena barbacoa

Barbacoas EREBUS

Cómo elegir una buena barbacoa

Cuando ya vemos que queda poco para que llegue la primavera la terraza nos hace ojitos. El calor llegará pronto y las ganas de cerveza fresca. Esto es sinónimo de varias cosas que en EREBUS nos apasionan: fuego, carbón, parrilla y comida a la brasa.

¿Quieres o te estás planteando tener una barbacoa? 
Lo primero que deber plantearte es dónde la vas a poner. Lo ideal es que no esté demasiado cerca de la mesa o donde se va a sentar la gente. Piensa bien la ubicación, porque de eso va a depender el tamaño y tipo de barbacoa que compres.
Ahora, calcula el tamaño que debe tener. Aquí la clave es ver la superficie para cocinar, la parrilla. ¿Cuánta gente sueles tener comiendo? ¿Qué quieres preparar?
Es mejor comprar una barbacoa un poco más grande de lo que parecería razonable, porque siempre es mejor que sobre un poco a que se quede pequeña. Así y todo, lo que debe mandar, es el espacio disponible y la comodidad. Recuerda que estás trabajando con fuego, por lo que a veces querrás alejarte un poco de la parrilla.

Con todo esto claro, piensa en el presupuesto. Pero no tomes como referencia las típicas barbacoas que venden hasta en los supermercados, esas de patas que se mueven, que parecen hechas de lata y que cuestan cuatro duros. Eso es pan para hoy y hambre para mañana. Estás comprando un artefacto para preparar comida, que resiste fuego, grasa y te va a dar grandes satisfacciones durante años. Por 20 euros eso no existe.
Lo barato sale caro. Una barbacoa barata no es cómoda de usar y no disfrutas asando a la brasa: se te pega la comida, la barbacoa se deforma por el calor, no te cabe la carne para los comensales, tienes que estar recargando de carbón cada dos por tres, se tambalea peligrosamente… acabarás odiándola.
Compra inteligente: quieres una barbacoa que sea buena, te permita cocinar bien y aguante el paso del tiempo. Compra EREBUS.

Comments are closed.